pavo ahumado gravy de cerezas

Preparación

⏱ 30M

Cocinado

⏱ 4H

Porciones

🧆 8 porciones

Calorías

🔥 450 kcal

Receta de pavo ahumado gravy de cerezas

Pavo ahumado gravy de cerezas

Una deliciosa receta de pavo ahumado con un gravy de cerezas para darle un toque dulce y delicioso.

Ingredientes:

  1. 1 pavo de 5 kg
  2. 1 taza de cerezas frescas
  3. 1 taza de caldo de pollo
  4. 2 cucharadas de mantequilla
  5. 2 cucharadas de harina
  6. 1 cucharadita de sal
  7. 1/2 cucharadita de pimienta
  8. 1/2 cucharadita de tomillo seco
  9. 1/2 cucharadita de romero seco
  10. 1/2 cucharadita de salvia seca
  11. 1 cebolla picada
  12. 3 dientes de ajo picados

Preparación:

  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. Lavar y secar el pavo. Colocarlo en una bandeja para horno y salpimentar.
  3. Mezclar el tomillo, el romero y la salvia en un tazón y frotar esta mezcla sobre el pavo.
  4. Cocinar el pavo en el horno durante 3 horas.
  5. Mientras tanto, en una sartén, derretir la mantequilla a fuego medio. Agregar la cebolla y el ajo y cocinar durante 5 minutos.
  6. Agregar la harina y cocinar por 1 minuto más.
  7. Agregar el caldo de pollo y las cerezas. Cocinar a fuego lento durante 10 minutos.
  8. Retirar el pavo del horno y dejar reposar por 15 minutos antes de cortarlo en rebanadas.
  9. Servir el pavo con el gravy de cerezas.

Curiosidades

Si estás buscando una forma deliciosa y elegante de sorprender a tus invitados en la cena de Navidad o en cualquier otra ocasión especial, no busques más. Te presentamos una receta que seguramente se convertirá en la favorita de todos: pavo ahumado con gravy de cerezas.

Esta receta combina la jugosidad y el sabor ahumado del pavo con la dulzura y la acidez de las cerezas. El resultado es un plato que no solo es delicioso sino también impresionante visualmente.

Si nunca has ahumado un pavo antes, no te preocupes. Con nuestra receta detallada y fácil de seguir, no tendrás ningún problema para preparar este delicioso plato en casa. ¡Empecemos!

Tiempos de cocción ideales para un delicioso pavo ahumado

Cocinar un pavo ahumado es una de las mejores formas de preparar este platillo para las celebraciones especiales. La carne queda jugosa y llena de sabor, pero es importante tener en cuenta los tiempos de cocción para lograr el resultado perfecto.

Para un pavo ahumado de tamaño promedio de 12 libras, se recomienda cocinarlo durante aproximadamente 4 horas a una temperatura de 225 °F. Sin embargo, es importante usar un termómetro de carne para asegurarse de que la temperatura interna del pavo alcance los 165 °F, lo que garantiza que esté completamente cocido y seguro para comer.

Además del tamaño del pavo, también es importante considerar el tipo de ahumado que se va a utilizar. El ahumado en frío tomará más tiempo, ya que se cocina a una temperatura más baja. Por otro lado, el ahumado en caliente tomará menos tiempo, ya que se cocina a una temperatura más alta.

Si deseas agregar un toque de sabor adicional, puedes marinar el pavo antes de ahumarlo o agregar hierbas y especias a la bolsa de ahumado. También puedes preparar una deliciosa salsa gravy de cerezas para acompañar el pavo, la cual es fácil de hacer y agrega un sabor dulce y ácido al platillo.

En resumen, para cocinar un delicioso pavo ahumado, asegúrate de tener en cuenta el tamaño del pavo, la temperatura de ahumado y la temperatura interna del pavo. Con estos factores en mente, podrás disfrutar de un platillo delicioso y jugoso que impresionará a tus invitados.

Te puede interesar...  Receta fácil y deliciosa de pavo rebanado al horno.

Los 5 mejores pavos ahumados para deleitar tu paladar

Si eres amante del pavo ahumado, entonces debes saber que existen diferentes opciones que puedes probar para deleitar tu paladar. A continuación, te presentamos los 5 mejores pavos ahumados que puedes encontrar en el mercado:

  • Pavo ahumado con miel: Este es un pavo ahumado que ha sido marinado con miel y especias para darle un sabor dulce y picante. Es perfecto para aquellos que buscan algo diferente y delicioso.
  • Pavo ahumado al estilo cajún: Este pavo ha sido sazonado con la mezcla de especias cajún que le da un sabor picante y ahumado. Si te gusta la comida con un toque picante, este es el pavo perfecto para ti.
  • Pavo ahumado con hierbas: Este pavo ha sido marinado con hierbas frescas como romero, tomillo y salvia para darle un sabor fresco y aromático. Es perfecto para aquellos que buscan una opción más saludable.
  • Pavo ahumado con whisky: Este pavo ha sido marinado con whisky para darle un sabor ahumado y dulce. Si eres un amante del whisky, definitivamente debes probar esta opción.
  • Pavo ahumado clásico: Este es el pavo ahumado tradicional que todos conocemos y amamos. Sazonado con sal, pimienta y otras especias, este pavo es perfecto para aquellos que buscan algo simple pero delicioso.

Sea cual sea el pavo ahumado que elijas, asegúrate de acompañarlo con un gravy de cerezas. Este gravy es perfecto para complementar el sabor ahumado del pavo y darle un toque dulce y afrutado. Para hacerlo, sigue los siguientes pasos:

  1. En una sartén, derrite 2 cucharadas de mantequilla a fuego medio.
  2. Agrega 1 taza de cerezas frescas y cocina por 2-3 minutos hasta que se ablanden.
  3. Agrega 1 taza de caldo de pollo y 1 cucharada de maicena.
  4. Revuelve constantemente hasta que la mezcla espese.
  5. Sirve caliente junto con el pavo ahumado.

Con cualquiera de estas opciones de pavo ahumado y el gravy de cerezas, seguramente deleitarás a todos tus invitados. ¡Buen provecho!

Pavo ahumado vs. pavo crudo: ¿cuál es la mejor opción para tu cena de Navidad?

La cena de Navidad es uno de los momentos más importantes del año, y el pavo es el plato principal en muchas mesas. Pero, ¿qué opción es mejor para tu cena navideña: pavo ahumado o pavo crudo?

Pavo ahumado:

El pavo ahumado es una opción popular para la cena de Navidad. El ahumado le da un sabor único y delicioso al pavo, y también ayuda a mantenerlo jugoso y tierno. Además, el pavo ahumado es más fácil de cocinar que el pavo crudo, ya que solo necesitas calentarlo antes de servir.

Sin embargo, el pavo ahumado puede ser más caro que el pavo crudo, y también puede contener más sodio y conservantes. Además, si no tienes experiencia ahumando alimentos, puede ser difícil lograr el sabor y la textura adecuados.

Pavo crudo:

El pavo crudo es una opción clásica para la cena de Navidad. Cocinar un pavo crudo requiere más tiempo y esfuerzo que el pavo ahumado, pero también te permite personalizar el sabor y la textura del pavo. Además, el pavo crudo es una opción más saludable, ya que no contiene conservantes ni aditivos.

Te puede interesar...  Pechuga de pavo al romero: una deliciosa y saludable opción para tus comidas

Por otro lado, cocinar un pavo crudo puede ser difícil y requiere de cierta experiencia en la cocina. Además, si no lo cocinas adecuadamente, puede quedar seco y poco apetitoso.

¿Cuál es la mejor opción para tu cena de Navidad?

La elección entre pavo ahumado y pavo crudo depende de tus preferencias personales y habilidades en la cocina. Si prefieres un sabor ahumado y no te importa pagar un poco más, el pavo ahumado puede ser la opción adecuada para ti. Si prefieres personalizar el sabor y la textura del pavo, y tienes experiencia en la cocina, el pavo crudo puede ser la mejor opción.

En cualquier caso, asegúrate de seguir las instrucciones de cocción adecuadas y de servir tu pavo con deliciosos acompañamientos, como el gravy de cerezas que te presentamos a continuación.

Los mejores vinos para acompañar tu cena de pavo

Si vas a preparar una deliciosa cena de pavo ahumado con gravy de cerezas, es importante elegir el mejor vino para acompañarla. La elección correcta de vino puede realzar el sabor de la cena y hacerla aún más memorable.

Al elegir el vino para acompañar tu cena de pavo, es importante considerar el sabor y la textura del plato. Un vino tinto suele ir bien con carnes rojas, pero cuando se trata de pavo, un vino blanco o incluso un vino espumoso pueden ser una mejor opción. Aquí te dejamos algunas opciones que pueden ir muy bien con tu cena de pavo ahumado:

  • Vino blanco Chardonnay: Este vino blanco es rico y con cuerpo, lo que lo hace ideal para combinar con el sabor ahumado del pavo. Además, su sabor a mantequilla y vainilla complementa muy bien el gravy de cerezas.
  • Vino blanco Riesling: Si prefieres un vino blanco más dulce, el Riesling puede ser la opción perfecta. Su acidez y sabor frutal pueden equilibrar los sabores de la cena.
  • Vino espumoso: Si quieres hacer de tu cena algo especial, un vino espumoso puede ser la opción perfecta. Su acidez y burbujas pueden limpiar el paladar y prepararlo para el siguiente bocado.
  • Vino tinto Pinot Noir: Aunque no es lo más común, un vino tinto ligero como el Pinot Noir puede ser una buena opción para aquellos que prefieren el sabor de los tintos. Su sabor suave y afrutado puede complementar bien el sabor del pavo y el gravy de cerezas.

En definitiva, la elección del vino dependerá de tus gustos personales y de los ingredientes que hayas utilizado en la cena. Lo importante es que elijas un vino que complemente los sabores de la cena y haga que la experiencia culinaria sea aún más deliciosa. ¡Buen provecho!

¡Y así terminamos nuestra receta de pavo ahumado con gravy de cerezas! Espero que hayan disfrutado de este delicioso platillo tanto como yo. Recuerden que la clave está en el ahumado y en la salsa de cerezas, que le da ese toque dulce y ácido que lo hace irresistible. ¡Hasta la próxima!

Hola! soy Julio Berrotarán, nací en Argentina y desde que viaje a Estados Unidos me he convertido en un apasionado de la cocina. Tabaje muchos años para un restaurant especializado en preparar Recetas con pavo. Por ello es que me conozco todos sus secretos!

0 Reviews

Write a Review